Cómo hacer la hora del té al estilo de «Alicia en el País de las Maravillas»

Un poco de Historia: ¿de dónde viene la tradición de la hora del té?

La hora del té, el té de la tarde o, en inglés, el afternoon tea, es una tradición británica que consiste en hacer una pausa entre la hora de la comida y la cena para tomar té acompañado de bocados salados y dulces. Es decir: es el equivalente a nuestra merienda.

Su invención se le atribuye a Anna Maria Russell, la séptima Duquesa de Bedford, en 1841. En esa época, en Gran Bretaña, lo habitual era hacer un desayuno copioso entre las ocho y las nueve de la mañana, una comida ligera a mediodía, y hasta las siete de la tarde no se cenaba. La Duquesa se sintió mareada una tarde y pidió a sus sirvientes que le trajesen un junto con algo de comer. La idea le gustó tanto que empezó a repetirla a diario, invitando a otras damas de la Alta Sociedad a acompañarla. La tradición había nacido.

¿Qué necesitas para preparar tu propia hora del té?

1. Té, por supuesto: 

En la época en que se publicó Alicia en el País de las Maravillas (1865) se consumía casi exclusivamente té negro puro de las Colonias Británicas (IndiaCeilán o Kenya), aunque también se utilizaban blends como el Earl Grey.

No obstante, tú puedes utilizar los tés que más te apetezcan o incluso preparar diferentes variedades para maridar con cada plato. También puedes tener algunas infusiones a mano si quieres que asistan niños.

2. Limón, leche y azúcar: 

Las normas de cortesía establecen que los invitados a una fiesta del té deben encontrar a su disposición leche, limón y azúcar. Y, aunque no sea «tradicional», con el auge de las intolerancias te recomendamos que también tengas a mano alguna bebida vegetal.

3. Comida: 

Tradicionalmente un afternoon tea se compone de tres platos, que pueden servirse uno a uno o en una bandeja de tres pisos. Independientemente de cómo se sirvan el orden para comerlos siempre es el siguiente:

  • Primer Plato: el de los sándwiches salados, que deben presentarse cortados en triángulos y sin corteza. Los tipos más clásicos para la hora del té son de el pepino, el de salmón ahumado y el del pollo al curry, aunque, por supuesto, puedes adaptarlos a tu propio gusto.

  • Segundo Plato: el de los scones, que son unos bollitos de origen escocés que se sirven con una especie de crema de nata (clotted cream) y mermelada. Si no tenemos scones a mano (y no nos apetece prepararlos) podemos sustituirlos por pan con mantequilla y mermelada. De hecho, tras un comentario del Sombrero Loco, «Alicia no supo que contestar esto. Así, pues, optó por servirse un poco de té y pan con mantequilla».

  • Tercer Plato: Y, finalmente, el plato de la pastelería, donde tienen cabida las tartas, los bizcochos, las shortbreads, o incluso los macarons. En la época de Alicia era especialmente popular el Victoria Sponge Cake, en honor a la reina, que consiste en dos bizcochos esponjosos rellenos de fresa y crema de vainilla.

«Alicia no supo que contestar a esto. Así, pues, optó por servirse un poco de té y pan con mantequilla.»

4. Una buena vajilla: 

Preferentemente de porcelana inglesa, claro está. Como mínimo necesitarás una tetera con capacidad suficiente para todos los invitados y tazas a juego. También debes contar con pinzas para servir el limón, cucharillas para remover el azúcar y tomar las tartas (el resto de los platos se suelen comer con la mano), y, servilletas.

Curiosidades

  • Aunque en la cultura popular la hora del té se identifica con «el té de las cinco», lo cierto es que esta puede celebrarse en cualquier momento entre la 4 y las 6 de la tarde. Concretamente, en Alicia en el País de las Maravillas, el Sombrero Loco y la Liebre de Marzo siempre están celebrando una fiesta del té porque «son siempre las seis de la tarde».

  • El debe servirse por la anfitriona o por un invitado designado a tal efecto, lo cual es considerado un gran honor.

  • La taza debe llenarse solo tres cuartas partes por si el invitado quiere añadirse leche. Si lo prefiere con limón y azúcar, el azúcar debe servirse primero porque el ácido del limón dificulta su disolución.

  • La servilleta debe colocarse en el regazo durante toda la hora del té, pero si tienes que levantarte por cualquier razón, la etiqueta establece que hay dejarla en la silla, no en la mesa.

Para saber más

MOFFAT, Muriel. Afternoon Tea: a timeless tradition. Vancouver: Douglas & McIntyre, 2013

ALLEN, Mary L. Five-O'-Clock Tea: Victorian Afternoon Tea Recipes. London: Kegan Paul, Trench, Trübner & Co., 1896.

RICHARDSON, Lisa Boalt. Modern Tea: a fresh look at an Ancient Beverage. San Francisco: Chronicle Books, 2014

Comments (0)

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios. Si continúas utilizando este sitio, aceptas su instalación.

Para más información sobre el uso de las cookies, lee nuestra Política de Cookies.